Encuentro de filosofía y erotismo en “La insoportable levedad del ser”

Milan Kundera nace en la República Checa, año 1939. Como pueden imaginar, sus primeros años de vida se desarrollan en un un entorno de depresiones económicas y movimientos migratorios. Su sello es el mal endémico que el mundo presencia: el nazismo.

Milan Kundera.jpg
Fotografía de Milan Kundera

Aunque sus escritos quedan marcados por este amargo sabor, no todo es desolación. El pequeño, crece con la fortuna de presenciar la sensibilidad entre las notas. Su padre, Ludvík Kundera, es musicólogo y pianista. Él decide seguir estos pasos hasta acabar la secundaria, dedica un semestre al estudio de la literatura y estética pero finalmente se decanta por el cine.

La insoportable levedad del ser ve por primera vez la luz en 1984. El autor ya ha publicado previamente dos libros pero es esta su más reconocida obra. En 1985 recibe el Premio Jerusalem -el premio literario más importante que se concede en Israel a escritores extranjeros-  por su estilo personal. Por su visión profunda de lo más sencillo.

Conforme se leen las primeras líneas parece como si un niño deshojara una flor para quedarse finalmente con el tallo. A los lectores nos muestra lo primero y lo último. El título no podría ser más acertado, es un hecho que cae por su propio peso a lo largo de la trama. Nunca mejor dicho.

En 1988, Philip Kaufman transforma las palabras en imágenes. El resultado es nominado a dos Óscar -mejor guión adaptado y fotografía-, y galardonado con un BAFTA al mejor guión adaptado.

¿Tiene que ser? 

Nos ubicamos en la Praga de 1968. En la realidad los acontecimientos  hacen que Milan Kundera tenga que dejar su puesto de profesor. En la ficción suceden las historias que conforman la novela. Comienzan con el eterno retorno de Nietzsche. El filósofo sigue teniendo eco con una vigencia que podría generar tanto dicha como desdicha. La historia se repite. Los pasos que damos ya se han dado antes. La originalidad no existe, no son más que ramificaciones de lo ya construido. Actualmente, la reflexión puede enfocarse con el pensamiento de que lo extraño es no ser extraño. Queremos marcar tanto la diferencia que acabamos formando parte de la misma esencia. Todo lo que conocemos se extingue para volver a crearse de la misma forma.

De este modo empezamos a entender el comportamiento de una camarera. Nos adentramos a sus más atemorizantes miedos, sus vergonzosas inseguridades, lo ridículo que muchas veces es su paso por el mundo. Como el de todos. De la mano de ella aparece un médico consolidado que nos seduce con su forma de pensar, con su seguridad y la fuerza de sus acciones . De vez en cuando se introduce en la vida de ambos una exitosa pintora, que lejos de ansiar la paz, busca el movimiento exterior como El Grito de Munch. Esta actitud afecta a un profesor de universidad, cuya existencia se basa en la fidelidad, una creada por él mismo.

Pero es precisamente el débil quien tiene que ser fuerte y saber marcharse cuando el fuerte es demasiado débil para ser capaz de hacerle daño al débil.

Las injusticias se suceden. Vienen de la mano de la pasión, del más pausado amor, de lo sincero y lo lujurioso. Va despellejando aspectos de la existencia que, a pesar de  haberlos intuido, jamás podríamos haber señalado con tanta vehemencia. Teresa, Tomás, Sabina, Franz, otros tantos. Un caos perfectamente ordenado que acabará llamando a nuestra cabeza a funcionar de una forma más reflexiva y analítica. Se podría clasificar el título en sus personajes: La insoportable (Teresa y Franz) levedad (Tomás y Sabina) del ser (la esencia, el todo, el eterno retorno, Es muss sein! Edipo, Kitsch). Estos últimos son conceptos que entenderán -o verán de otra manera- cuando se pongan a bucear por las páginas sin bomba de oxígeno.

Lejos de ser una novela común -como antes se mencionó-, despedaza las ideas para que el lector descanse en ellas. Un ejemplo claro es al mencionar las palabras. En el libro se afirma que cuando dos personas se conocen en un tiempo de su existencia donde ya está todo más formado, es más complicado entenderse. A continuación se desarrolla la significación que tienen algunos conceptos para dos de los personajes, como si se nos regalara un diccionario básico existencial en medio de la narración de las historias.

FIDELIDAD Y TRAICIÓN: la amó desde la infancia hasta el momento en que la acompañó al cementerio, y la amaba hasta en el recuerdo. De ahí nació en él la idea de que la fidelidad es la primera de todas las virtudes; la fidelidad le da unidad a nuestra vida que, de otro modo, se fragmentaría en miles de impresiones pasajeras como si fueran miles de añicos. (…)

TRAICIÓN: desde pequeñitos el padre y el maestro nos decían que es lo peor que puede imaginarse. ¿Pero qué es la traición? Traición significa abandonar las propias filas. Traición significa abandonar las propias filas e ir hacia lo desconocido. Sabina no conoce nada más bello que ir hacia lo desconocido. (…)

Conclusiones personales

Milan Kundera enmarca una situación históricamente controvertida, con un lenguaje íntimo, emotivo y cuidado. No cae en el artificio de palabras imposibles y descripciones minuciosas en la que el autor es exaltado como dueño y padre de un vocabulario exquisito. Se basa en lo vital, en lo tangible. Todas estas características lo hacen erigirse como un indispensable en mi biblioteca.

Cada personaje aporta substancialmente a la trama, no obstante, si tuviera que decantarme por alguno de ellos sería Teresa. No creo que haya preferencias hacia ella a la hora de haber escrito la historia ni que se le haya dedicado más páginas a su expresión. Mi predilección por ella viene porque en su vida veo la grandeza y la debilidad humana. Ninguno de los personajes son idealizados y perfectos y ella lo sufre a veces con un patetismo que –considero-, representa mi especie. Por otro lado, me parece destacable la desenvoltura de Karenin (perro adoptado por Teresa) en la obra. La conciliación entre el hombre y lo primitivo, en este caso, señalado en el vínculo con el animal. Hace reflexionar acerca de este aspecto de manera que, con independencia de su gusto por las mascotas, comprenderán su visión.

Si están buscando unas vacaciones literariamente pagadas, un oasis en medio del desierto del pensamiento o relajarse de la pululación de ansiedades que se sufren solo por el hecho de vivir: estas son sus páginas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.