Joe Sacco: el periodismo se hace cómic en el Festival Gabo

En Medellín se lleva celebrando cinco años el Festival Gabo, organizado por la Fundación Gabriel García Márquez de Periodismo. Desde el 28 al 30 de septiembre, numerosos profesionales impartieron charlas, mostraron sus proyectos; y otros tantos asistieron para aprender más de –como diría el conmemorado- la mejor profesión del mundo.

 

A pesar de ser un trabajo que conlleva una profunda pasión hacia el ser humano y sus acciones, también requiere de un esfuerzo pocas veces recompensado. Esta “crisis” del periodismo está tratando de ser paliada con una nueva mirada, que trata de buscar lo más intrínseco a la noticia, a la información.

Exposición de fotografías en el Jardín Botánico

Joe Sacco es uno de esos nuevos actores que buscan acercarse directamente al lector. Su manera de actuar es bajo la creación de novelas gráficas, cómics que van más allá del entretenimiento y enseñan una realidad. Sus libros tratan de relatar profundamente los conflictos más complejos (Palestine, Footnotes in Gaza entre ellos). Por todo esto, no era de extrañar que fuera uno de los invitados al festival, entrevistado por la periodista brasileña Sylvia Colombo.

La entrevista fue realizada por Sylvia Colombo

La ubicación donde se desarrollaba la actividad era el Jardín Botánico de Medellín, un centro de cultura y de educación tanto ambiental como botánica. Rodeados de más de 1.000 especies vivas, Joe Sacco respondió a las preguntas de la periodista y reflexionó acerca de los temas tratados.

 

Nacido en Malta, Sacco luchó contra la resistencia de los editores con antigüedad que se negaban a publicar sus obras. Comenzó realizando cómic de humor pero él mismo confesó: “El periodismo corre por mis venas y se materializa”. Sus investigaciones le hicieron reflexionar acerca del panorama internacional, “pensaba que los palestinos eran terroristas, ¿qué hace el periodismo “objetivo”? Solo narrar una parte de la historia”.

 

Su inicial inspiración fue la oleada de cómics interioristas que surgió hace unos años. Entonces se planteó mezclar esa autobiografía con la noticia. Los dibujos le fueron muy útiles para relatar a través del tiempo y las entrevistas que realizó le hicieron ver que las víctimas no son necesariamente “ángeles” y no por ello dejan de ser víctimas.

 

Pero ¿cómo se consigue retratar la violencia sin “aporrear” al lector? Él tiene que decidir el límite y su filtro es saber cómo les afectaría la imagen real (la fotográfica). Cuenta con la ventaja de que esta ha de ser tomada justo en el momento y el dibujo puede captarse y plasmarse a posteriori. Es por ello que las entrevistas además de cubrir las preguntas que cualquier periodista haría tienen que interrogar acerca de lo visual. Por otro lado, el libro ha de tener espacio para respirar.

 

Actualmente está trabajando en los pueblos indígenas de Canadá. A estas sociedades la extracción de recursos les ha afectado, la historia comenzó a expandirse por la supresión de su cultura en la educación, espiritualidad, idioma… También esta opresión se ve determinada en la crisis de refugiados. Joe Sacco se pregunta “¿por qué la gente se siente amenazada?”

 

Processed with VSCO with c1 preset
Joe Sacco y Sylvia Colombo

Durante sus reportajes confiesa que ve una diferencia entre hombres y mujeres, ellos quieren dar un discurso y ellas son más directas: su objetivo pasa más por la supervivencia y menos por la retórica (las mujeres son las encargadas de buscar entre cadáveres).

 

En un planeta gobernada por el dinero, Joe Sacco apuesta por lo local y lo hace grabando, transcribiendo, con fotos. Trata ser constante antes de perder el sabor en la boca sin olvidarse de los detalles. En ocasiones se apunta notas: “que no se te olvide dibujar a los niños”. La obligación de los periodistas es ir más allá, reconocer el bagaje cultural, defender que hay otra forma de ver el mundo.

Joe Sacco en el Festival Gabo

 

Joe Sacco viste una gorra y gafas transparentes. La periodista le pregunta acerca de por qué antes no quería mostrar los ojos. Él le responde casi avergonzado, “no quería mostrar el alma, es una tontería”. Su intención inicial era no mostrarse al completo, pero ya desde entonces al leer sus viñetas uno se hace idea del trabajo y la ilusión dándose la mano. Joe Sacco es el periodista que quiso mostrar una mirada nueva escondiendo sus ojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s